Ensalada de lentejas con lacón y tortilla

No sabía cómo dejar de utilizar el huevo duro en las ensaladas, de lo que sean, y me vino a la memoria el arroz tres delicias, que lleva tiritas de tortilla francesa, dicho y hecho, se acabó esperar, al menos 10 minutos, mientras se cuece un huevo para montar un plato. Buen resultado. Aunque ese pequeño inconveniente ya lo he superado, cuezo los huevos por medias docenas y los reservo en el frigorífico, no sin antes haberlos cascado bien por todos sus lados, pero sin quitar la cáscara y ya tengo huevos cocidos para por lo menos 4 preparaciones. 

¿Cuanto duran en el frigo?  Dependerá de la rapidez de su consumo,  en mi casa no más de 3 o 4 días, pongo huevo cocido a casi todo lo que cae en mis manos, aunque no lo ponga en la receta, eso sin contar con una noche de insomnio, como esta en la que el hambre me ataca y ese es mi piscolabis de madrugada.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 bote de lentejas cocidas
  • 1 patata cocida, no muy grande, es solo un capricho de la cocinillas.
  • 200 grs., de lacón cocido y cortado a mano
  • 2 tomates mediano
  • 1 pepino mediano
  • 2 huevos para la tortilla francesa, una vez hecha partida en tiritas
  • Un poco de pimentón dulce, mejor de la Vera
  • Aceite, vinagre de Jerez, pimienta de molinillo y sal.
  • Opcional: unas aceitunas las que os gusten

Elaboración:

Ponemos a cocer la patata, 20 0 25 minutos contados a partir del momento que el agua rompe a hervir.

Abrimos el bote de lentejas, las ponemos en un colador grande y las lavamos debajo del grifo de agua fría, dejamos que escurran mientras vamos preparando los restantes ingredientes.

Preparamos una emulsión con tres partes de aceite y una de vinagre, lo agitamos hasta que veamos que está bien mezclado y reservamos

Partimos los tomates en dados, Si os gusta el tomate pelado, no hay inconveniente en que lo peléis, pero en mi opinión es mejor lavarlo y comerlo con piel.

Pelamos y partimos el pepino en dados.

Si las patatas ya están cocidas, las pelamos y partimos en dados de tamaños similares a los anteriores. las reservamos.

Batimos los huevo y les ponemos un poco de sal y en una sartén con un poco de aceite hacemos una tortilla francesa, no es necesario que salga perfecta, pero sí bien cuajada.

Partimos el lacón en trozos a nuestro gusto y más o menos iguales en lo que a tamaño se refiere.

Ponemos en la misma sartén de la tortilla un poco, muy poco, de aceite y antes de que empiece a humear echamos los trozos de lacón, los damos una vueltas y sazonamos con pimentón. 

Parece que ya está todo dispuesto, solo queda hacer magia y mezclarlo todo para que resulte una ensalada.

Ponemos las lentejas en un bol grande, y añadimos todos los ingredientes,las sazonamos con un poco de pimentón (dulce o picante, al  gusto) y rociamos con la emulsión que hemos preparado y mezclamos todo.

Si estáis en confianza, lo podéis servir en el mismo bol, pero un último esfuerzo y colocarlo bien en una fuente, no cuesta nada y dice mucho de vosotros como cocinillas.

Lo último: los que ya lleváis un tiempo siguiendo este blog, sabéis que las aceitunas no me gustan ni en fotos, por eso cada cual en su plato y los demás con sus manías.  

Sugerencias útiles:

No es que haya muchas sugerencias para esta ensalada, que si no queréis lentejas podéis poner cualquier otra legumbre; que si sois unos sacrificados de primera fila y os apetece coceros, literalmente, en la cocina, pues manos a la obra, remojo, la noche antes, agua fría remojo y chup, chup, hasta que estén tiernas, pero vamos que con 42º que dicen que hay hoy en Valladolid, prefiero no comer antes que entrar en la cocina durante más de los 20 minutos que me ha llevado este plato.


Las fotos en dos platos blancos con y sin aceitunas