Ensalada de Arroz especiado con pavo y más

Hoy tocaba ensalada de pollo, pero claro una ensalada y por ende cualquier plato que se precie, debe de llevar entre sus elementos lo que dice, de lo contrario mejor cambiar el nombre, total no cuesta nada y por lo menos no se engaña al personal. Todo este rollo para deciros que si no tenéis una cosa utilicéis otra, todo menos quedarse sin comer.

Ingredientes para 4 personas:

  • 200 grs. de arroz, el que más os guste, yo utilizo para todo el bomba redondo, pero está reconocido que la ensaladas salen muy bien con arroz basmati, arroz jazmín y otros arroces de los que no se pasan.
  • 4 filetes de pavo fresco.
  • 2 huevos duros
  • Tomatitos cherry, tomates normales también valen, no pasa nada.
  • 1 pepino pequeño
  • 1 zanahoria pequeña
  • 2 corazones de lechuga o lechugas surtidas
  • Salsa mayonesa o salsa rosa
  • Especias: Las que más os gusten en mi caso, albahaca, estragón, orégano, pimienta negra recién molida.
  • Aceite, sal y pimienta.

Elaboración:Sugerencias útiles

Cocemos el arroz de la forma que tengamos por costumbre, en el caso de arroz bomba, dos o dos y media partes de agua por una de arroz. Una veEn verano z cocido lo escurrimos, y antes de que se enfríe, lo aliñamos con las especias y si tenéis un poco de aceite perfumado, le va a dar un toque. Lo reservamos hasta montar el plato.

Cocemos los huevos partiendo de agua fría y bien cubiertos, contamos 10 minutos desde el  momento que rompen a hervir, los refrescamos ligeramente y pelamos.

Salpimentamos los filetes de pavo y los pasamos por la plancha bien caliente, no dejamos que se hagan demasiado para que no se queden resecos. Los partimos en trozos pequeños y reservamos.

Partimos los corazones de lechuga en juliana y los colocamos en la fuente de servir, haciendo un lecho para todo lo demás.

Partimos en trozos similares los huevos duros, los tomates, el pepino y la zanahoria, los sazonamos con las especias y un poco de aceite y sal. Los Ponemos en un bol junto con el arroz y los trozos de pavo, removemos bien para que se mezclen los sabores y los incorporamos a la fuente de servir.nEl jugo que han soltado los filetes de pavo, va a dar un toque diferente a esta ensalada, no lo desperdiciéis.

Ponemos el resto de la ensalada sobre el lecho de lechugas y llevamos a la mesa, sin olvidar la salsa que hayáis elegido para que cada uno se sirva a su gusto.

Ya solo queda disfrutar.

Sugerencias útiles:

En verano y pensando en las ensaladas que preparo casi a diario, en las que todas llevan algún huevo, los suelo cocer por medias docenas y para guardarlos los rompo la cáscara. Se pelan mucho mejor, fue la recomendación de un camarero en un Hotel el año pasado.

Si habéis elegido tomatitos cherrys, mejor que  partirlos, hacedles una cruz con el cuchillo para que cojan los sabores pero quedarán enteros para adornar.

La lechuga no suelo aliñarla, o pongo solo sal, para que no se quede mustia, Y en la mesa al gusto. 



En plato de la vajilla nueva con borde verdoso.







Si hemos comprado el rape entero, así nos saldrá un poco más barato, pedimos al pescadero que nos separe la cabeza del lomo y con este nos hará medallones o rodajas a nuestro gusto. Guardamos la cabeza y la espina para hacer un caldo o nuestra "sopa de cabeza de congrio o de rape".

Lavamos y secamos con papel de cocina las tajadas y las aplastamos ligeramente, las salpimentamos y pasamos por harina, sacudiéndolas para que suelten el exceso que puedan tener, a continuación las pasamos por huevo y las freímos en aceite caliente a fuego medio, hasta que los veamos dorados por los bordes.

Una vez fritos los medallones los vamos sacando a un plato con un papel de cocina, para que absorba el exceso de grasa.

En una fuente de servir ponemos un fondo con la salsa elegida y encima vamos colocando los medallones de rape, sin cubrirlos con la salsa, si acaso sobre cada uno ponemos un poco de la misma. El resto de la salsa lo servimos aparte.

Sugerencias útiles:

Como ya he dicho un poco más arriba, es un pescado de sabor elegante, que no necesita nada para realzarlo, pero aún así hay quién junto con la sal le pone sal de ajo, eso al gusto de cada uno, yo no lo creo necesario. Tampoco utilizo el limón excepto, a veces, para adornar el plato.

Hasta aquí todo lo que ha dado de sí esta receta, que si la miráis bien no deja de ser un rape rebozado, o a la romana.