Ensalada de garbanzos y arroz, con vinagreta

Introduce aquí el subtítular

Las ensaladas son tan fáciles, ricas y nutritivas, que es muy difícil sustraerse a ellas y no prepararlas de mil y una maneras y en la mayoría de los casos aprovechando restos del frigorífico. Esta de hoy es de garbanzos, y ni que decir tiene que los podéis comprar en conserva ya cocidos, lo mismo con el arroz, eso si no tenéis tiempo, pero si os apetece encontrar el mismo en la cocina, sólo tenéis que poneros manos a la obra.

Ingredientes para 4 personas:

250 grs.,  de garbanzos ya cocidos.

1 taza de desayuno de arroz, medir ya cocido.

3 o 4 cucharadas de maíz

Huevos de codorniz

tomates cherry

1 o 2 latitas pequeñas de migas de atún en aceite

1 corazón de lechuga, cortado en juliana

Para la vinagreta:

1/2 cebolla dulce, partida en cuadraditos menudos

1  pimiento morrón

1 huevo cocido

Aceite, vinagre, sal y pimienta recién molida.




Elaboración.

Si los garbanzos y el arroz no los tenéis cocidos es mejor que empecéis por ellos, haciéndolo de la forma que tengáis por costumbre, y al mismo tiempo pero sólo 10 minutos el huevo,   y mientras vamos preparando la vinagreta.

Los huevos de codorniz, los ponéis en un cazo aparte, en agua fría y cuando empiecen a hervir con 3/4 minutos de cocción, será suficiente. Empezad a contar desde el momento que empiecen a hervir, ni antes ni después.

La vinagreta:

Ponéis en un bol el pimiento morrón partido, como mucho tamaño garbanzo, si es más menudo mejor.

Hacéis la misma operación con la cebolla, tamaño muy menudo y la incorporáis al bol.

Exactamente igual con el huevo. Lo mezcláis todo, sazonáis con sal y pimienta, y aliñáis con aceite y vinagre a vuestro gusto.

Mis proporciones para aceite y vinagre: dos partes de aceite por 1 de vinagre, lo emulsionáis y probad, si es de vuestro gusto, ya está, de lo contrario añadir  lo que os parezca. En este caso no podréis quitar nada. Aunque si alguien conoce la forma de separar estos dos elementos, espero que lo comparta.

Seguimos con la receta:

Ya tenemos los ingredientes cocidos, o lavados si son conserva, los ponemos en el bol, junto con el maíz y aliñamos con la vinagreta, movemos todo bien y probamos.  

Nos queda una cosa que yo siempre dejo para el momento de montar el plato, una base de lechuga partida en juliana en el fondo de la fuente que además  del frescor que la lechuga aporta, dará un toque crujiente al mismo, pero para eso la tenemos que poner en el ultimo momento.

Los huevos de codorniz y los cherry, dependiendo de la cantidad que pongáis, podéis incluir una parte en el conjunto del bol y otra parte para adornar, o todos a un lado o tos a otro. A vuestro gusto,  ¡qué ya está bien de dar instrucciones!


Sugerencias útiles:

Las ensaladas siempre deben estar perfectamente escurridas de agua, lo único que se tiene que ver al terminarla es la salsa que haya quedado en el plato, pero nada de agua, y esto es una norma general.

Bonito, bacalao, salmón, un pescado del día anterior, unas gambitas, lo que queráis y que os guste para sustituir las migas de bonito. 





Introduce un texto aquí...