Patatas al horno con mozzarella

Patatas, una vez más ese magnífico tubérculo que recibimos de allende el Océano, por parte de los descubridores. En el caso de nuestra familia,  les estaremos eternamente agradecidos por esta aportación a nuestras comidas familiares. Solo tengo pasadas al blog una pequeña parte de las recetas de patatas, son muchas y muy variadas las forma que tengo de guisarlas y algunas tan simples, que me parecen conocidas de todos y no me atrevo con ellas,

Ingredientes para 4 patatas:

4 patatas de un tamaño mediano.

1 ramita de romero o tomillo fresco. 

1 bola grande de mozzarella.

4 lonchas finas de jamón serrano o bacón.

Mantequilla.

Aove, sal y pimienta de molinillo

Elaboración:

Precalentar horno y grill a 170ºC.

Lavamos las patatas y las ponemos a cocer en una olla con abundante agua y sal, durante 45 minutos o hasta que estén tiernas. Esto lo comprobamos si al cabo del tiempo las pinchamos con un palillo de brocheta y este entra sin encontrar resistencia. La sal hará que las patatas no se abran al cocer.

Una vez que las patatas se atemperen, no es necesario quedarse sin huellas dactilares, las vamos pelando con la ayuda de una puntilla,  las partimos por la mitad y vaciamos un poco el interior de las mismas para poder acoplar bien el relleno, las salpimentamos y reservamos.

Con la bola de mozzarella hacemos cuatro rodajas y colocamos cada una de ellas en el interior de las patatas, emparejamos cada media patata con su otra mitad y las envolvemos con las lonchas de jamón o beicon, si es necesario, sujetamos las lonchas con un palillo.

Vamos colocándolas en una fuente apta para el horno, que habremos engrasado con un poco de mantequilla, ésta además de evitar que se peguen al fondo dará un rico sabor a la patata. Si nos parece pulverizamos las patatas con un poco de aceite de oliva.

Pinchamos en la patata una ramita de tomillo y estarán listas para el horno, que habremos, previamente, precalentado,  grill incluido.  Las patatas ya están cocidas, por lo que sólo las dejaremos hasta que el jamón y el queso estén gratinados.

Sugerencias útiles:

Podemos hacer estas patatas con unas lonchas de salmón, bacalao ahumado, trucha ahumada,  etc., en cuyo caso el romero y tomillo, mejor sustituirlo por eneldo fresco. 

Las podemos acompañar con una ensalada a nuestro gusto, en la que incluiremos los trozos de patata que hemos quitado para el relleno. Aquí no se tiran ni las mondas.

Patatas al horno con mozzarella

Introduce un texto aquí...