Una forma de guisar el pollo de lo más ligera, no soy nutricionista ni nada que se parezca, por lo que no me atrevo a hacer recomendaciones, pero en mi opinión, bien podría ser una receta de régimen baja en calorías.

Podemos preparar esta receta con un pollo troceado, muslos , pechugas incluso entero, solo variaran los tiempos de cocción en el horno.

Pollo al limón, horneado

Ingredientes para 4 personas:

4 muslos de pollo completos

1 o 2 cebollas cortadas en juliana (dependen del tamaño)

2 patatas medianas

2 ajos, perejil, 1 rama de romero

2 limones, mejor los de piel gruesa, son más aromáticos

1 vaso generoso de vino blanco oloroso

1 pastilla de caldo de pollo

Aceite, sal y pimienta recién molida




Elaboración:

Limpiamos el pollo y si es necesario, quemamos con ayuda de un soplete de cocina los pelillos de la piel. Salpimentamos los mismos y los colocamos en una fuente, donde nos quepan bien extendidos, los rociamos con el zumo de lo limones y los dejamos en reposo.

Mientras precalentamos el horno a 180ºC.

Partimos las patatas en trozos regulares (del mismo tamaño aproximadamente).

Partimos la cebolla en juliana y la sofreímos ligeramente, añadimos el vino, 1 vaso de agua y media pastilla de caldo de pollo.

Colocamos las patatas salpimentadas en la fuente del pollo, rociamos todo esto con la cebolla sofrita, partimos los restos del limón y los ponemos en la fuente. Tapamos todo ello con papel de aluminio, metemos en el horno y dejamos que cueza bien tapado al menos 20 minutos. 

Pasado este tiempo comprobamos como va la cocción y veremos que el guiso no se haya secado, de lo contrario añadimos el resto del sofrito. Dejamos horneando al menos 20 minutos más, en esta ocasión con la fuente destapada. Pasado el tiempo comprobamos como va de cocción y como probablemente ya esté en su punto, dejadlo repasar  5 minutos con el horno apagado. Y listo.

Sugerencias útiles:

Dependiendo del corte de las patatas estas necesitarán cocer un poco más o menos, en el caso de las que veis en la foto, las cocí enteras y con la piel durante 20 minutos en agua salada.